Sendero del río Bailón

Sendero del río Bailón

Inicio: 1 km. antes de Ermita de la Sierra (Cabra).
Final: Zuheros (640 m. en la plaza).
Longitud: 11 km (aprox.).
Tiempo: 4 horas 30 minutos (a pie).
Dificultad: Baja a pie (más complicado en bicicleta).

Para realizar la ruta  es necesario contar previamente con la autorización de la Delegación Provincial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de Córdoba (telefono de contacto: 671 562 045)

El sendero del Bailón es uno de los más bonitos e interesantes itinerarios que pueden hacerse por el Parque Natural de las Sierras Subbéticas, a la vez que el más conocido y transitado. El recorrido que transcurre por una de las zonas de encinares mejor conservadas de Andalucía, comienza en el Poljé de La Nava de Cabra (un extenso valle, completamente plano, situado a 1.000 m. de altura) y va descendiendo siguiendo en parte el recorrido del Río Bailón, hasta llegar al pueblo de Zuheros.

En nuestro camino podremos contemplar la cascada de Las Chorreras, la Fuente de la Fuenfría, así como las impresionantes paredes rocosas y cavidades del Cañón del Río Bailón. Formado por paredes verticales de materiales calizo-dolomíticos, de hasta 100 m. de desnivel. Unos lo llaman río y otros arroyo, pues su nacimiento siempre suele llevar agua, pero su cauce ya llegando a Zuheros no es tan frecuente verlo con agua debido a la permeabilidad del terreno.

Se pueden contemplar buitres, y con suerte algunas rapaces como el águila perdicera o el águila culebrera, y encontraremos señales y huellas que dan constancia de que aquí también habitan jabalíes, zorros, conejos, tejones, martas y comadrejas, entre otros mamíferos. Ya finalizando el recorrido se puede admirar el vuelo acrobático de las chovas piquirrojas, grajillas y a veces incluso cuervos.

La vegetación está formada por bosque mediterráneo: encinas, quejigos, cornicabras, algunos arces de mompelier, espinos, etc. y gran diversidad de plantas aromáticas. En cuanto a endemismos, destaca el Narciso Bugei, flor que se encuentra en La Nava.

Como curiosidades citar la abundancia de setas en otoño en la llanura y la presencia de una importante colonia de buitres, fácil de contemplar desde La Nava.

Fuente: Mancomunidad de la Subbética